Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia y recoger datos anónimos de navegación. Si continuas navegando damos por entendido que aceptas su uso Más información...

El Profeta

El Amor.
El amor no da nada sino sí mismo y no toma nada sino de sí mismo.
El amor no posee, tampoco es poseído;
Porque el amor basta al amor.
Cuando tienes el amor no debes decir que «Dios está en mi corazón» sino mejor, «yo estoy en el corazón de Dios».

Kahlil Gibran